Definición del término Holocausto

El término “holocausto” es proveniente del griego antiguo y significa “quemarlo todo”. Antes de la segunda guerra mundial, este término era ya, en ocasiones, utilizada para describir la aniquilación de una cantidad importante de  personas, pero desde 1945 se ha convertido casi en un sinónimo de la masacre de los judíos europeos durante la segunda guerra mundial, el mayor relato de genocidio conocido en el mundo. Por esta razón, de utiliza el término “el Holocausto” con mayúscula. Los judíos también utilizan el término “shoah”, que en hebreo significa catástrofe.

Causas del holocausto

Existen diferentes motivos por los que se realizó el holocausto. La razón más directa es que los nazis tenían la intención de erradicar a los judíos y tuvieron la posibilidad de hacerlo. Sin embargo su espíritu asesino no surgió de la nada. La ideología antisemita nazi debe comprenderse en un contexto más extenso, de siglos de hostilidad hacia los judíos racismo y nacionalismo moderno.

En el caso de los judíos en Europa, han sido perseguidos y discriminados por cientos de años, usualmente por cuestiones religiosas. Así es como fueron consideradas de la muerte de cristo. En la edad media, vivían en zonas separadas, en las afueras de la comunidad o en guetos o barrios aparte. Aunado a esto, eran excluidos de algunas profesiones. En tiempos de disturbios, usualmente los judíos eran señalados, como chivos expiatorios.

Evolución histórica

Alrededor del año de 1350, en el transcurso de la epidemia de la peste, los judíos fueron expulsados y perseguidos. Tiempo después, en Rusia, tras el asesinato del Zar Alejandro II en 1881, se llevaron a cabo incidentes violentos en donde los judíos fueron atacados o aniquilados en grupo. Con el nacimiento del pensamiento racial en el siglo XIX surgió la idea de que los judíos constituyen una raza diferente y por esta razón, no pertenecen al pueblo o nación donde se encuentran.

En 1918 Alemania fue derrocada en la primera guerra mundial y los extremistas de derecha consideraron que fue culpa de los judíos debido a la deuda generada en la guerra. Aunado a esto, acusaron a los judíos de ser explotadores capitalistas, beneficiándose a costa de otros. Al mismo tiempo, también se les consideraba a los judíos como pioneros del comunismo. Y mediante a una revolución, tendrían como objetivo principal tomar el poder mundial.

Sin embargo, no se podría trazar una línea recta partiendo del antisemitismo de los nazis hasta el Holocausto. Aunque Hitler dejo entrever siempre, tanto en sus discursos como sus libros, el odio hacia los judíos y que no existía lugar para ellos en Alemania. A pesar de todas estas declaraciones, no existía un plan sistemático para un asesinato masivo. Luego del estallido de la segunda guerra mundial sale a la luz la idea y la posibilidad en el seno de los cabecillas de los nazis de aniquilar a todos los judíos que habitaban en Europa.

Y es por esta razón que se considera que el holocausto fue el resultado de una serie de decisiones influenciadas por las circunstancias del momento. Además, la iniciativa de ciertas decisiones, provenía de nazis de menor rango, quienes desesperadamente buscaban soluciones extremas a los problemas que enfrentaban.

De igual forma, debido a la competencia que se disputaba en ese momento entre los diferentes departamentos gubernamentales surgían medidas cada vez más extremistas en contra de los judíos. Aunque no había nada que estuviera en contra de la voluntad de Hitler y finalmente él era el que tomaba las decisiones

La radicalización de los judíos en la segunda guerra mundial

La invasión alemana a Polonia en septiembre de 1939 marca el inicio de una nueva etapa más radical en la persecución de los judíos. Emigrar para huir de la guerra es prácticamente imposible. La toma de Polonia significa que 1.7 millones de judíos polacos se encuentran bajo la autoridad nazi alemana. Son alejados en guetos, zonas residenciales judías, semejantes a una prisión. A menudo, varias familias deben compartir una misma vivienda.

En esta época prevalecía el hambre y la atención médica. A los judíos no se les permitían abandonar el gueto sin una autorización y, por general, están obligados a ejecutar trabajos forzosos. En los primeros de la ocupación de Polonia, aunado a esto los nazis exterminaron miles de judíos y no judíos.

Ejemplos de Holocausto

  1. Holocausto Judío:Se comenzó a utilizar este término tras la Segunda Guerra Mundial para referirse al exterminio en masa de millones de judíos en Europa por el régimen nazi. Según los historiadores, cerca de 6 millones de personas de religión judía fueron asesinados durante la Segunda Guerra Mundial. El régimen de Hitler se refería a este proceso de exterminio como la “solución final para la cuestión judía”.

El Holocausto incluía un sistema organizado para llevar a cabo este genocidio, en él se incluían los campos de exterminio (como Bergen-Belsen o Auschwitz), cámaras de gas y hornos crematorios. Habitualmente, se considera que el comandante en jefe de las SS Heinrich Himmler fue el encargado de la gestión de este proceso.

  1. Holocausto Nuclear: habla acerca de la devastación de centenares de vida a través del lanzamiento de un misil o proyectil de carácter nuclear. Ejemplo de esto se vivió en el mundo a través del lanzamiento de la bomba nuclear en Japón. Otro ejemplo fue el desastre nuclear que se vivió en Chernobyl tras la explosión de la planta nuclear, dejando como consecuencia millones de fallecidos y centenares de personas con secuelas y enfermedades genéticas de por vida.
  2. Holocausto religioso: se ha estudiado a lo largo de la historia que dentro de la biblia, considerado como un libro religioso sagrado, que desde tiempos inmemorables, ya se hablaba de holocausto. Incluso durante el período de la inquisicion y las cruzadas se realizaban holocaustos para sacrificar a mujeres que se consideraban brujas, científicos y estudiosos que estaban en contra de las imposiciones religiosas.