¿De qué se trata la natación?

Natación es un término que hace referencia a una práctica de tipo deportivo o recreativo que se basa en el desplazamiento del cuerpo sobre el agua, utilizando para ello las piernas y brazos. Esta actividad o ejercicio también es aplicado como forma de distracción o método de supervivencia, dependiendo de la labor que deseas desempeñar te exigen saber de natación.

La práctica de esta actividad puede ser de origen deportivo o meramente recreativo. Desde el punto de vista deportivo, es una de las disciplinas más practicadas a nivel mundial; las diversas técnicas de nado poseen nombres particulares que distinguen a uno de otro.

Esta actividad como ejercicio físico es posible o viable gracias a que el cuerpo humano es ligeramente menos denso que el agua, permitiendo de esta forma que el cuerpo flote. El estudio del ser humano y su relación con el agua es muy particular, esto debido a que, desde que nacemos nos encontramos sumergidos en un entorno liquido tal como es el útero materno.

En este sentido, los bebes muestran una reacción innata a la natación tal como es el reflejo de buceo, contención automática de la respiración, entre otras cosas.

Importancia

Saber acerca de la natación es un potente beneficio puesto que, aparte de ser una contribución positiva para la salud, también es una opción a la vida cuando una persona o uno mismo está sumergido en una situación de riesgo.

Una persona que sabe acerca de natación, tiene más probabilidades de sobrevivir a un accidente de carácter marítimo que quien no sepa. De igual forma, es importante señalar que los beneficios que aporta al organismo son numerosos y de gran aporte a la anatomía humana.

Beneficios

En vista de ser una actividad que posee muchas características, los beneficios son múltiples para la salud, entre ellos podemos mencionar:

  • Fortalece la musculatura del cuerpo.
  • Contribuye con la estimulación mental de la memoria y la coordinación mental.
  • Ayuda a quemar grasa.
  • Contribuye con la disminución de la presión arterial.
  • Ayuda a mejorar el sistema vascular.
  • Mejora el sistema cardíaco.
  • Incrementa la capacidad pulmonar de quien lo practica.
  • Fortalece la musculatura sin necesidad de someterlo a gran estrés o dolor posterior al ejercicio.

Estilos de nado deportivo

  • Pecho o braza

Es también conocido como estilo rana, puesto que los movimientos del cuerpo humano se asemejan al de una rana y consiste en flotar boca abajo con los brazos en dirección frente al cuerpo y las piernas flexionadas ligeramente manteniendo la cabeza sobre el agua para de esta forma poder respirar.

  • Libre o crol

Este estilo de nado requiere que el nadador se encuentre en una posición recta sobre el agua. Mientras un brazo se sumerge de forma recta en el agua, el otro surge con el codo flexionado y la palma de la mano completamente extendida en dirección abajo con dirección a ingresar al agua nuevamente.

En este tipo de nado la cabeza de la persona es asomada de lado, en la medida en que la persona va avanzando.

  • Dorsal o espalda

Se trata de un estilo muy similar al crol con la diferencia de que este se realiza con la espalda sumergida en el agua moviendo un brazo en el aire con la palma de la mano saliendo desde debajo de la pierna, mientras el otro impulsa el cuerpo en el agua.

  • Mariposa

Se trata de un estilo que surge de la combinación del estilo pecho o braza, en el que ambos brazos se mueven juntos hacia el frente y hacia atrás debajo del agua, impulsando el torso hacia adelante, de manera continua y acompañado por un movimiento ondulante de caderas, que sumerge la cabeza al ingresar al agua y culmina con una patada llamada “delfín” por su semejanza con el nado de estos animales, usando los pies juntos.

Recomendaciones para practicar natación

  1. Lo primero que debes realizar es una evaluación médica la cual te permitirá saber si estás capacitado para realizar este tipo de actividad y en área te puedes especializar.
  2. De acuerdo con la edad que tengas se debe adecuar la temperatura del agua, ya que la temperatura para los adultos no es la misma que para los niños.
  3. Debes mantener hidratada tu piel.
  4. Si deseas obtener beneficios a largo plazo, debes ser constante y perseverante.
  5. No te apresures a los resultados. Todo debe ser a su tiempo.
  6. Debe ser muy aseado.
  7. Los niveles de cloración del agua deben estar en optimas condiciones para evitar riesgos a nivel de la piel y el organismo, por consumo.