¿De qué se trata el nazismo?

Nazismo es un término que hace referencia a la ideología política Nazi, impulsada tras la primera guerra mundial en territorio Alemán por el dirigente político de la época Adolf Hitler, quien fuera para ese entonces el gobernante de la Alemania Nazi durante el período que va desde el año 1933 hasta el año 1945.

La principal base de esta ideología política se basaba en el rechazo total a la democracia de carácter liberal así como cualquier forma de gobierno que se relacione con el régimen socialista con basamento en el marxismo. Esta ideología política nazista, además afirmaba su superioridad como raza Aria frente al resto del mundo, por lo que se consideraban con fuerza suficiente para gobernar el mundo.

La característica principal del símbolo Nazi era la cruz esvástica y la forma de gobierno que planteaban y ejecutaban era la totalitaria la cual incluía persecuciones de índole política, discriminación política, conflictos armados con países vecinos, entre otros.

En este sentido, es importante señalar que esta ideología política nazista fue la impulsadora y desencadenante de la segunda guerra mundial.

Características del Nazismo

  • el poder absoluto radicaba en una sola persona, Adolf Hitler, quien era considerado el líder supremo, total y absoluto del movimiento y que a su vez exigía total y absoluta obediencia. Su poder completo emanaba del líder, no del pueblo.
  • El partido Nazi era el único partido legalmente constituido en ese país; por lo que los demás partidos o grupos de oposiciones eran reprimidos y perseguidos.
  • Su principal objetivo era el pangermanismo, es decir, la unificación de la cultura y tradiciones de los países y pueblos de origen germánico.
  • Se basó en el expansionismo y la conquista de territorios, tomando en cuenta que en ello encontraría combustible así como materia prima para la Alemania nazi.
  • Manipulación de los distintos medios de comunicación para poder contar con el apoyo del pueblo en su totalidad. El bombardeo mediático era constante y continuo con el principal objetivo de lograr la manipulación mental de sus habitantes.

Origen

La primera expresión política del nazismo fue a través del Partido Obrero Alemán (DAP), creado por Anton Drexler el 5 de enero de 1919. En este año, Hitler se unió a esta agrupación en julio y con el paso del tiempo se transformó en el líder indiscutido del rebautizado Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP).

Hitler, tras batallar en la primera guerra mundial, quiso tomar el poder por la fuerza a través de un golpe de estado, pero el intento fue fallido y le costó once meses en prisión, de donde surgió su libro llamado “Mi Lucha” un libro que se encargó de refundar las bases de la ideología nazi exponiendo así los diversos proyectos antisemitas, pangermanistas y anticomunistas.

Tras su salida de la cárcel, Hitler se encargó de conducir el partido del cual formaba parte hasta lograr por fin ganar las elecciones en el año de 1933. En este sentido, estuvo al frente de la cancillería alemana, con facultades y potestades muy similares a las de un primer ministro. Luego de llegar al poder dio fin al Parlamento existente y de esta forma inicio la dictadura que le puso fin a la República de Weimar.

Causas

Entre las principales causas que dieron nacimiento al nazismo encontramos:

  • La derrota de Alemania tras la primera guerra mundial. Esto dejó a este país sumergido en una grave crisis económica.
  • Las múltiples sanciones que impusieron a Alemania tras haber firmado el tratado de Versalles.
  • La Gran Depresión, que siguió a la crisis económica de 1929 y paralizó la economía alemana, dejando millones de desocupados y sumiendo a gran parte de la población en la desesperación y la pobreza.
  • El aumento del populismo del fascismo, que se presentaba como una alternativa a los diversos conflictos actuales.

Consecuencias

  • La implementación de las leyes de Núremberg, que contaba con disposiciones de carácter antisemita y racista. Estas leyes fueron las que apartaron a los judíos del resto de la comunidad alemana.
  • El aumento del poder militar en el país y el expansionismo territorial conquistador.
  • Exterminio y asesinato de millones de judíos en campos de concentración y exterminio.
  • La ocupación militar de Alemania y su posterior división en dos estados, uno considerado capitalista y el otro socialista.
  • Tras la muerte de Hitler, el fascismo perdió popularidad y en la actualidad existe con una cantidad muy mínima de seguidores.