Durante la escritura, debemos tener mucho cuidado al plasmar lo que está en nuestra mente o lo que queremos explicar sobre algún diálogo. Por eso los signos de puntuación, como el guión largo, son fundamentales. Con ellos podemos aclarar, separar diálogos, entre otros.

El guión largo es subestimado, pero tiene varias formas de uso y estéticamente aporta una buena presentación a la escritura. Podrás visualizarlo con los ejemplos de oraciones con guión largo que traemos para ti.

Fines del guión largo

Como inciso

El guión largo, así como también lo hace la coma, cumple la función de acentuar un inciso. Sirve para aclarar con un texto, dentro del texto o como una interrupción del discurso. Para ello se usan dos guiones largos, uno de apertura y otro de cierre.

Ejemplo: Esperaba a Cordelio –su hermano–. Pero al caer la tarde, comenzó a llover y se fue.

El guión largo –así como también lo hace la coma– cumple la función de acentuar un inciso.

Como pudieron notar, el segundo ejemplo es la misma oración usada previamente, pero con guión largo. También el inciso puede ser encerrado entre paréntesis, todo va a depender de lo que el escritor perciba, con respecto a la conexión con el resto del enunciado.

Separar intervenciones de diálogos

Otro uso del guión largo es para separar las intervenciones de distintos personajes en un diálogo. El guión largo se usa para sustituir nombres, ya que en algunos casos solamente se separan los diálogos resaltar los nombres de las personas. Se separan los diálogos, pero no se identifican.

Ejemplo:

  • ¿Cómo te fue en la consulta con el médico?
  • No pudo atenderme, ya que el médico estaba en una complicada cirugía.

Para incluir al narrador en el diálogo

Como una especie de inciso, el narrador debe hacer algunas aclaratorias en los diálogos y por eso, se debe separar con un guión largo, pues las comas (,) pudieran confundir al lector con el resto del texto. Esta forma de usarlo puede hacerse de tres maneras.

La primera forma es con un solo guión largo, delante del comentario del narrador, sin cerrarlo. Esto ocurre cuando el personaje no le da continuidad al diálogo.

Ejemplo:

  • Estaré esperándote en el lugar de siempre –exclamó Paulina, antes de irse.

La segunda forma es con dos guiones largos. Sucede cuando el personaje le dará continuidad al diálogo, luego de la aclaratoria del narrador. La función de los guiones son de apertura y cierre durante la intervención.

Ejemplo:

  • Anhelaba encontrarte en el mismo lugar de siempre –dijo Paulina, interrumpiendo la boda de Justiniano–, pero veo que te dejaste engañar por sus mentiras.

En esta última y tercera forma, solo aclaramos el uso de los demás signos de puntuación que son necesarios para darle sentido a la oración, sea un punto o una coma, se debe colocar luego del guión largo de cierre.

Ejemplo:

  • ¿Crees que es necesario decirle? –preguntó María–. Lorenzo realmente ama la empresa.
  • Sí –contestó la Vicepresidenta–, tiene que conocer todo lo que ocurrió en la empresa y lo que pasó con él.

Para suplir palabras

El último uso que tiene el guión largo es el de suplir la palabra principal, que anteriormente se había mencionado. Se estila en los índices de los libros o en las bibliografías. También se usa para suplir el nombre de un autor que se repite.

Ejemplos:

Verbos regulares

  • Irregulares
  • Transitivos
  • intransitivos

García M, .: “Cien años de soledad”

  • : “Crónicas de una muerte anunciada”
  • : “El amor en los tiempos del cólera”
  • : “Noticia de un secuestro”

Ejemplos de oraciones con guión largo

  1. Para el postre compré:
  • Harina de trigo,
  • Fresas,
  • Chocolate blanco,
  • Azúcar,
  • Nueces, entre otros.
  1. Carlos y Jorge quedaron atónitos con la respuesta de Laura –siendo la primera vez que decía la verdad–, pues entendieron que había mentido para poder salvar a su hijo.
  2. Al ver la forma en que caminaba frente a su casa –moviendo su larga cabellera– lo motivó a correr tras ella, pues quería conocerla.
  3. Lorenzo y Biaggio –los hermanos de Franshesca–, le dijeron a Juan que no querían verlo en su casa ni con su hermana.
  4. Al finalizar la carrera universitaria –faltando solo tres meses–, la llevaré al lugar que ella siempre ha querido y ahí le pediré matrimonio.
  5. ¿Cómo se te ocurrió hacer eso? –preguntó Julián, recordando el día anterior– ¡Jamás me habían hecho una fiesta de cumpleaños sorpresa, sin que yo lo notara!
  6. – ¿Qué harás mientras preparo el almuerzo? –  Pensaba ver la televisión, pero te ayudaré en la cocina.
  1. Todos sabían de mi grave enfermedad –dijo Mariano, mientras tomaba sus manos–, pero les pedí que fuese yo quien le informara a mi esposa.
  2. ¿Qué sería de mí sin ti? ¡Arriesgaste tú vida! –exclamó ella, agradecida– ese hombre malvado quería matarte.
  3. Yo por ti daría mi vida –respondió él– porque te amo.
  4. Luis y Carlos decidieron salir de ahí –aunque Luis la amaba–, porque Mariano le había confesado su amor a Sofía y querían dejarlos solos.