El hablar es un arte que con el paso de los años ha ido evolucionando y adaptándose de acuerdo con la zona donde te encuentres, es decir, lo que se habla depende, entre otras cosas, del espacio-tiempo. Por lo que es común escuchar conversaciones donde las palabras usadas por si solas tienen un sentido totalmente diferente, sin embargo, al unirlas en una oración y asociarlas con el espacio-tiempo, su significado es completamente diferente.

Se entiende por locución el simple acto o forma de hablar, la unión gramatical de dos o más palabras que funcionan como una unión léxica con un significado propio.

En la locución se distinguen diversas formas de acuerdo con su función gramatical.

Ejemplos de Locuciones

  • Locución Adjetiva: equivalente a adjetivo.

Es un bombón (persona muy atractiva)

Me costo un ojo de la cara (muy costoso)

  • Locución Adverbial: equivale a adverbio.

Todo fue de mil maravillas (muy bien)

Salimos de repente (imprevisto)

  • Locución Conjuntiva:  funciona como una conjunción.

Con tal que vayamos mañana.

Por mas que quiera, no puedo.

  • Locución Nominal: equivale a sustantivo y funciona de esa forma.

Se le puso la carne de gallina (susto)

Patas de gallina (arrugas en la cara, cerca de los ojos)

  • Locución Preposicional: equivalente a una preposición.

A lo largo de, alrededor de, por culpa de, con vista a.

  • Locución Pronominal: equivale a pronombre.

Alguno que otro, cada cual, cada quien, tú mismo.

  • Locución Verbal: equivale al verbo.

Ella tocó fondo (se deprimió- cayó en quiebra)

Me tomo el pelo (mentir)

  • Locución Interjectiva: equivale a interjección o exclamación.

¡Santo Dios! ¡Madre mía! ¡Por amor a cristo!