La moral es una serie de reglas, creencias, valores y costumbres que orientan la conducta de una persona o grupo social. La moral sirve para determinar que está bien y qué está mal desde el punto de vista filosófico.

La moral es para muchos un elemento imprescindible a la hora de establecer relaciones de algún tipo, como la laboral, por ejemplo. Aunque está sujeta a interpretaciones subjetivas y personales, hay ciertas características que todo el mundo acepta como parte de alguien que “tiene moral”, como la honestidad, honra y disciplina.

Existen otros conceptos vinculados a la moral, como la doble moral y la moral cristiana. La primera tiene que ver con la contradicción que existe entre las palabras y las acciones que son contrarias a esas ideas moralistas. La segunda tiene que ver con el conjunto de normas que establece la iglesia.

Ejemplos de Moral

  • Una persona que se encuentra un Smartphone o cartera en la calle, cuando alguien se la encuentra en lugar de guardarla, deja encendido el móvil o investiga de quién es el dispositivo para regresarlo.
  • Ayudar a un anciano, ya sea que cruce la calle con nuestro apoyo o tratar de ayudarlo dándole una moneda, puede ser un buen acto de moral.
  • Una persona creyente, trata de seguir los preceptos que el libro sagrado de su religión le dan para llevar una vida mejor. Es importante señalar que dependerá mucho de cada persona, pero la idea es que mantengan una vida lejos de problemas y cosas que puedan causar el mal.
  • Una persona es doble moral cuando, por ejemplo, acusa a otra de violar las normas de una empresa, como mantener una relación amorosa con un compañero, pero al mismo tiempo ésta corteja a otra intentando tener también una pareja dentro de la empresa.
  • Los curas que llevan una vida tal y como lo exige su investidura, además, puede añadir a su moral cristiana el ser solidario ayudando a los más necesitados.