Solidificación

Es un proceso físico en el que la materia pasa de estado líquido a sólido. Este proceso ocurre de forma natural y también se puede provocar; dicho proceso tiene lugar cuando la materia es sometida a compresión o a la exposición a bajas temperaturas lo que provoca que el estado líquido pase a sólido, también cuando un objeto se deshidrata y por tanto se endurece sufre el proceso de solidificación.

La solidificación actúa de forma inversa a la fusión, esto quiere decir que la materia en estado líquido se enfría hasta llegar a un punto en que se solidifica. En el caso del agua, el llamado punto de fusión es cuando llega a una temperatura de 0° C.

Durante dicho proceso el volumen del cuerpo se reduce a excepción del agua que en lugar de ello aumenta, el calor es suprimido lo que genera que las partículas de la materia pierdan movimiento, cuando llegan a una posición uniforme el agua pierde su propiedad de fluir.

Ejemplos de solidificación

  1. La elaboración de barras de chocolate.
  2. Nucleación (formación de núcleos estables).
  3. Vidrio líquido a vidrio sólido.
  4. Cera a vela.
  5. Oro fundido a joyas.
  6. Barro a ladrillo.
  7. Agua a hielo
  8. Elaboración de caramelos
  9. Elaboración de embutidos
  10. Formación de rocas ígneas a partir de lava volcánica
  11. Gelatina
  12. Elaboración de tortas
  13. Huevos cocidos o sancochados
  14. Congelación de alimentos. Las moleculas de agua se congelan y producen la solidificación de los mismo.
  15. El cemento al ser mezclado con otros elementos tales como tierra y agua, al secarse se solidifican.
  16. La margarina o mantequilla.
  17. Helados
  18. La gelatina para el cabello al secarse se solidifica
  19. Laca para el cabello.
  20. La masa o mezcla de pan al pasar por el proceso de horneado se solidifica.

En el caso de los metales, cuando se encuentran en estado líquido, se les sustrae el calor lo que hace que se solidifiquen, es decir, que vuelven a su estado original pero manipulados y con una nueva forma que va acorde a los moldes en los que han sido colocados.

Uno de los ejemplos de solidificación más comunes y sencillos de demostrar es el colocar agua en el congelador, tras un lapso de tiempo la baja temperatura hace que el agua en algún recipiente usado se endurezca hasta tomar la forma de dicho molde usado, esto suele ocurrir también con la miel, la gelatina e incluso la arcilla la cual es usada para hacer esculturas.